Las personas de cualquier sociedad o de cualquier parte del mundo se comportan de diversas maneras hacia si mismos y hacia el medio que les rodea, ese comportamiento puede estar influido por diversos factores que hacen que esos comportamientos sean adaptados a la sociedad en la que se desarrollan o bien sean inadaptados y se conviertan en problemas, para ellos mismos o para otras personas que conviven con ellos. Estos comportamientos que no respetan las normas básicas de convivencia son los problemáticos y se puede decir que existen en la mayoría de las sociedades humanas donde interactúan los seres humanos. Para que se dé una convivencia libre y justa en cualquier sociedad civilizada tiene que existir la libertad limitada por el sentido común, el respeto y la aplicación de unas medidas seguridad, basándose su desarrollo en La carta de los derechos fundamentales. En estos tiempos actuales la seguridad la proporcionan los diversos Cuerpos Policiales, empresas de Seguridad y demás organismos.

La seguridad total no existe, por eso para tener unos altos niveles de seguridad es muy importante la prevención y la reacción ante cualquier problema que pueda suceder, de esta forma se mantiene una sociedad con una convivencia correcta entre las personas que la conforman.

 La prevención es una de las partes más importante y quizá la menos reconocida dentro de las actividades de los Cuerpos de Seguridad, dado que se emplea mucho tiempo, efectivos y medios en lograrla.

Uno de los problemas que influyen en la realización de una buena prevención y reacción ante los altercados que puedan suceder es la baja motivación de los medios humanos que se encargan de lograrlo debido a varios factores como podrían ser:

- El bajo reconocimiento de una parte de la sociedad, la dureza de las situaciones que se sufren y otros muchos más factores difíciles de desarrollar pero comunes en cualquier tarea.

Una buena motivación como en cualquier tarea es muy necesaria y beneficiosa ya que depende de esta la buena resolución de los problemas que se tendrán que resolver en las innumerables situaciones que den.

Es necesario un buen análisis interno de las medidas de seguridad que se aplicaran para poder adaptar estas medidas a las necesidades de cada la sociedad que se encuentra en continuo cambio. Es importante que se adapten estas medias al paso del tiempo para que no queden obsoletas, consiguiendo así el buen funcionamiento de todos los servicios que se desarrollen.

Uno de los errores dentro en la aplicación de la Seguridad podría ser la mala comunicación en ambos sentidos dentro de estos organismos siendo a veces inexistente por diversos motivos. Si se da un buen funcionamiento de las instituciones se aplicará la seguridad a esa sociedad con justicia y el beneficio en primer lugar será las personas de esa sociedad que podrán desarrollar su vida de forma normal.

Desarrollando el modelo Policial en España una de sus carencias es que el trabajo por parte de los Cuerpos Policiales en numerosas ocasiones está mal gestionado y retribuido, dado que se arrastra una diversidad de Cuerpos de Policiales antiguos, G.C, P.N, P.A, P.L y P.M, en los cuales dentro de un mismo País la retribución no depende de las responsabilidades que ejerzan, sino de su ubicación. Una de las soluciones que se podrían aplicar, es dividir estos cuerpos Policiales en Varias clases diferentes cada una con su retribución única, siendo esta igual en todo el País, así no se crearían las desigualdades que en estos momentos existen y que influyen en el buen funcionamiento de estas instituciones.

Como en toda empresa pública que gestiona dinero publico debería de existir un marco de leyes duras y restrictivas que protejan la totalidad del presupuesto que se gestiona, existiendo un tipo de leyes que gobierne el que gobierne, sea buena persona o mala persona no pueda beneficiarse de manera irregular, siendo estos organismos transparentes en su totalidad y accesibles a cualquier ciudadano. Incluso podrían enviarse auditorías externas e independientes para el control total de esta institución y de su funcionamiento.

Los organismos encargados de gestionar esta seguridad deberían tener su meta fundamental en LA PERSONA, su integridad, el trato que debe recibir, su confianza y su seguridad. No son empresas privadas que tengan que cumplir con una estadística de producción, la estadística es fundamental en cualquier organismo para su completo funcionamiento, pero bien aplicada, no como un medio de presión y muchas veces de comportamiento. Este comportamiento contribuido por una estadística mal aplicada en los    Cuerpos de Seguridad Policiales influye a su vez en las personas y deteriorando su sentimiento de seguridad. La sociedad y la delincuencia no solo es estadística, gráficas y números, depende de otros muchos factores como pueden ser la época, los valores en que se asienta y otras muchas causas.

Existen varios comportamientos delincuenciales dentro de cada sociedad, por citar uno de los muchos problemas que existen en los barrios conflictivos es el control o supervisión de las personas que llevan acabo labores delictivas, centrándonos en la delincuencia de barrio se podrían controlar parte de estos delitos evitando las ocupaciones de los llamados Pisos “PATADA”, ( son pisos que sus propietarios los tienen de segunda vivienda, o bien todavía no los han alquilado-vendido, y se les fuerza la entrada accediendo a su interior ocupándolos, sin ningún tipo de control), siendo estos en la mayoría de las ocasiones usados para temas delictivos. Una de las posibles soluciones seria controlando este tipo de viviendas, adjudicándoselas a Familias o personas que de verdad las necesiten, con algún tipo de contrato y de forma legal, evitando de esa forma que se usen para realizar diversos delitos y esto a su vez ayudaría a personas que no tienen hogar, y que dadas sus malas condiciones de vida la necesitan para poder prosperar.

Una de las cosas más importantes en los Cuerpos de Seguridad en el desempeño de sus funciones es su relación con las personas y su profesionalidad en la forma de desarrollar su trabajo. En ella se incluye la educación y el respeto hacia la otra persona, en la mayoría de situaciones será la primera vez que se habla con una persona que necesita ayuda y quizá la última. Aplicando la seguridad en todo momento, el respeto y un trato de iguales, el sentimiento de confianza y seguridad se afianza para futuras situaciones, por qué no afrontar la vida y las intervenciones con ilusión y con una sonrisa.

“Un Policía es una persona más en este mundo, el uniforme no es una barrera que repele el acercamiento sino una persona que te puede ayudar, tiende tu mano y te levantara, así se tiene que forjar en su camino y agradecer el privilegio de tener esa Profesión, siendo un pequeño Héroe para muchas personas”.

P.J.

Additional information