Introducción al Manifiesto Social-Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón

MANIFIESTO: 

La Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón con sus Logias y sus afiliados trabajamos como ciudadanos responsables imbuidos de los valores y principios democráticos, de libertad, Igualdad, Fraternidad sentimos el deber cívico de manifestar:

La democracia es el fundamento de nuestro orden constitucional, que concibe el poder público al servicio de los ciudadanos y nunca como una representación de una comunidad parcial, sea esta religiosa, partidista, clasista o cultural.

Desde el punto de vista democrático, la soberanía recae sobre los ciudadanos libres e iguales que deciden sobre legitimidad y ejercen el control del poder político, sin que deba tenerse en cuenta para ello ninguna otra condición, como ser la pertenencia religiosa, filosófica-doctrinaria, categoría socio-económica o étnica o cultural.

El estado democrático y aconfesional es la garantía de la existencia de una sociedad estable y plural, donde sus integrantes puedan adherir en libertad a las doctrinas religiosas, filosóficas o morales de su interés y convivir en paz.

Desde este punto de vista los valores que la democracia fomenta, son el pluralismo y la tolerancia, principios rectores de esta. Ello implica cerrar el paso a toda tentación política de lo confesional en cualquiera de sus vertientes, al tiempo que brinda las garantías para la existencia de un espacio social  de gran amplitud.

La democracia debe ser la garantía de la libertad absoluta de conciencia; libertad de creer o no creer, de manifestar sus convicciones metafísicas, sin imposiciones de ningún tipo dentro de los marcos legales generales que protegen la convivencia pacífica de los individuos. 

La educación debe ser una preocupación cardinal de los Poderes públicos, ya que gracias a ellas las personas pueden llegar a hacerse dueñas de su propia libertad y superar la fatalidad y el conformismo. En particular, es primordial la enseñanza sin partidismos de ninguna clase ni políticos ni religiosos, siendo esta gratuita y obligatoria, como formadora de futuros ciudadanos y ciudadanas en igualdad de condiciones, independientemente del origen social, cultural, económico o de creencias.

La sanidad universal y gratuita para todos los ciudadanos. Un país sano es próspero y ese bienestar facilita una mejor concordia entre los ciudadanos.

La relaciones internacionales deberán marcar caminos de entendimiento, por encima de intereses partidistas o de grupo, económico, político o religioso, buscando en los contrarios lo que nos une, como método de trabajar por la paz, y así desterrar cualquier tipo de confrontación que conducen a la destrucción y división de los seres humanos.

Los valores cívicos y democráticos básicos, así como la paz, tolerancia, solidaridad y respeto por toda la comunidad, deben impregnar todas las enseñanzas que se impartan en los centros educativos, incluidas aquellas que se refieran a la historia de las ideas y de las religiones o el arte y cuantos adelantos tenga la ciencia en cada momento.

Por último, los masones de la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón y de sus Logias manifestamos nuestro compromiso con la defensa de los valores institucionales democráticos, que expresen de los principios de la Razón. La Tolerancia y la Fraternidad, así como nos obligamos a reflexionar acerca de los desafíos presentes y futuros de la Ciencia, Trabajo y Progreso, con el objetivo de ampliar los horizontes del bienestar y de libertad de la sociedad en  su conjunto.

 

Jesús Aznar (20-9-2016)

Additional information