Conferencia celebrada en Zaragoza, el día 25 de junio de 2012, en el ámbito socicultural de El Corte Inglés de Zaragoza, por Don Jesús Aznar Iranzo.

 

Historia de la Masonería en Aragón y sus valores. 1982-2012

Buenas tardes.
Es para mí un honor tener amigos del nivel humano e intelectual de Javier y Juan, sobre todo por lo que significa poder aprender, compartiendo experiencias que nos unen a pesar de ser diferentes y abriéndonos caminos de análisis de la sociedad y un mejor desarrollo personal.
Esto es, sin lugar a dudas, una característica muy importante de ser masón.
Pero hoy lo importante son todos ustedes que han decidido dedicar un tiempo a conocer el recorrido de la Masonería en Aragón en los últimos treinta años y sus valores. Por ello, les estoy agradecido y espero no defraudarles.
Lo voy a hacer con claridad y no tengan ninguna duda, en preguntar en el coloquio cuanto deseen.
Con esta conferencia pretenderé explicar que ser masón es un camino que se asume en libertad por mujeres y hombres. Es Importante decir que no somos diferentes a cualquiera de ustedes. Por lo tanto cualquiera de los presentes podría serlo incluso sin habérselo planteado por tener comportamientos y valores que no se diferencian de los que pueda tener un masón.
Les voy a comentar una reflexión personal sobre los comportamientos que tenemos las personas en particular y los grupos humanos que se organizan para compartir ideas o proyectos. 
Hay que reflexionar sobre cómo somos y qué queremos. Esta actitud es muy importante a lo largo de nuestra vida. De ello dependerá nuestra estabilidad personal y emocional. Por ello es necesario el compromiso colectivo. Este nos enriquece y nos da fuerza ante los avatares que nos depara la sociedad.
En este sentido, hay personas que deciden unir sus capacidades con otras y, sumándolas,  trabajar para conseguir mejores objetivos. Luego estará la forma de organizarse para que los fines creados por ese grupo humano sean  no solamente eficaces, si no también correctos.
Pero aquí se crea el gran dilema del ser humano. Si todo funciona es estupendo, pero si las cosas no son como querríamos, a veces buscamos fuera de nuestro propio entorno los fallos. Pero realmente habría que preguntarse si están dentro del propio grupo.
Si las ideas no son buenas, habrá que hacerse una autocrítica que modifique y adapte esta realidad. Si somos capaces de mirarnos en nuestro propio espejo y vernos como somos, habremos recorrido un camino importante. Si hacemos esto, la unión del grupo estará asegurada y sus fines alcanzarán el objetivo deseado.

Este fin último es el deseado dentro de La Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón y que comparten los masones en general.
No hay que olvidar, que el pasado es una enseñanza, el presente hace pensar y el futuro siempre es la consecuencia del camino recorrido.
El desarrollo de la Masonería en España y en particular en Aragón no ha sido un camino fácil. Sin embargo, Aragón dentro de esas dificultades ha jugado y juega un papel importante dentro de nuestro país.
No obstante, creo que ha faltado información fiable sobre la Institución Masónica, unido al secretismo de algunos grupos masónicos, y aquellas personas bien intencionadas que se iniciaron en las logias pero lo que buscaban no se correspondía con sus deseos.
También hay una leyenda negra e interesada, llena de conspiraciones e intereses que no se corresponde en absoluto con la realidad. Todo ello ha hecho que la Institución Masónica en nuestro país no sea conocida en su realidad y estas causas, unidas a otras diversas, han motivado que esta Institución respetable y respetada en muchos países del mundo no haya conseguido en nuestro país, desde su legalización en democracia, un desarrollo acorde con el potencial humano de nuestro país.
La pregunta que hay que hacerse es muy sencilla: qué es y cuáles son sus fines.
Espero poder contestar a estos interrogantes. De ustedes dependerá, o bien hoy aquí con lo que supone la limitación del tiempo, o quien lo desee escribiendo a la gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón. Les garantizo que en nuestra conversación no habrá secretos. Quiero que sea una conversación cercana donde podamos compartir preguntas y respuestas.
Y además es mi interés, eliminando barreras y posibles errores, que aquellos que no son masones se interesen en ello y con los que lo son podamos compartir lo mejor de esta Institución.
No obstante, se ha dado en estos años un proceso muy interesante en el surgimiento de las distintas logias con importantes acontecimientos de índole masónico, con sus luces, sombras y valores.
Entremos ahora en la parte histórica más cercana y que intentaré sintetizar, teniendo en cuenta que esta institución es pasado, presente y sin lugar a dudas futuro y que sus valores son hoy de una gran importancia en nuestra sociedad.
Algunas de las logias que les comentaré tuvieron su implantación en otros momentos de la historia de la Masonería en Aragón.
Durante estas tres décadas desde su legalización, se han creado en Aragón en torno a una decena de Logias, todas ellas en Zaragoza y de muy diferente índole, desde la Logia Pirineos 77, ubicada en el recinto de la mal llamada Base Americana (Masonería masculina).
En el año 1982 se constituye la Logia Guillen de Montrodon al amparo de nueva Ley de Asociaciones (su filosofía Místico-Templaria. Gran Logia de España, Gran Priorato. Masonería masculina).
1984 la Logia Caballeros de la Noche, tiene un gran arraigo esotérico y místico y la Logia Constancia con componentes similares pero de carácter más social (Derecho Humano. Actualmente masonería mixta).
Con este nombre, había habido anteriormente dos logias. La primera logia con el nº 68 fue creada (levantar columnas) en Zaragoza en 1869 y en una segunda etapa 1886.
La segunda con el nº 384 fue creada (levantó columnas) en Zaragoza en 1914 y en segunda época 1930.
1993 Santiago Ramón y Cajal. Si bien en su creación nace con un talante abierto y democrático, su evolución se acaba reduciendo más al análisis de la simbología puramente masónica (Gran Logia de España. Masonería masculina).
1995 Logia Miguel Servet. Nace con un talante abierto y democrático y su salida de la Gran Logia de España, marca un acontecimiento importante, con su incorporación a la Gran Logia Simbólica Española (actualmente masonería mixta y progresiva).
2002-Logia Conde de Aranda. Su nacimiento es la suma de la experiencia. Con un talante abierto, democrático y un deseo de una mayor integración en el tejido social y del compromiso. Su trabajo se fundamenta en el debate de temas sociales de actualidad e investigación y, análisis de la simbología como método masónico y sus collares tienen las estrellas de la bandera de la Comunidad Europea (actualmente masonería mixta y progresista).
Con este nombre se creó un triángulo, es decir, una formación masónica formada sólo por tres masones, con el nº 84 en Huesca en 1892.
También hay que destacar el resurgimiento en Octubre del 1997 de la revista La Acacia, como eco imparcial de la masonería, una publicación que nació en 1888 en Zaragoza y que en la actualidad, ha alcanzado un gran prestigio no solamente a nivel masónico dentro de España si no también dentro de diferentes países de Europa y América.
La Acacia, órgano oficial de la masonería Aragonesa, fue fundada por la Logia Luz y Trabajo nº 390 de Zaragoza
Otro acontecimiento importante fue el 17 de Junio de 2000 se instaló Doña Ascensión Tejerina como Gran Maestra-Presidenta de una obediencia masónica. Dicho acto tuvo lugar en el Salón del Trono del Palacio de Sástago, (Diputación Provincial de Zaragoza). Por primera vez en la historia de la Masonería en España una mujer se hizo cargo de la dirección de una de las organizaciones masónicas de nuestro país.
Especialmente desde 1980 se suceden en diferentes medios de comunicación, comunicados y noticias sobre la Institución Masónica.
En el Centro Pignatelli, en el año 1995 se celebra una conferencia pública con la participación de varios masones aragoneses y uno de origen chileno exiliado durante la dictadura de su país.
Pero hay que destacar varias fechas especiales. La primera vez que masones aragoneses, con nombre y apellido, aparecen en los medios de comunicación, fue en febrero de 1996, en las páginas de El Periódico de Aragón, relatándose un conferencia sobre masonería celebrada en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna.
En noviembre de 1998, Heraldo de Aragón, también publica una entrevista sobre diversos aspectos de la masonería destacando la incorporación de la mujer a la masonería en Aragón y la travesía del desierto que hubo que recorrer para que fuese una realidad.
Posteriormente se sucedieron diversas conferencias, publicaciones y entrevistas en radio y televisión.
El 2 de Junio de 2008 la Logia Conde de Aranda solicita su baja de la organización masónica G.L.S.E. y es a partir de ese momento posiblemente la fecha más importante en la masonería aragonesa con la creación en el 2009 de dos nuevas logias en Aragón: la del Justicia Juan de Lanuza y la logia Joaquín Costa, logias que ya existieron en Huesca en 1882 y 1935, respectivamente.
La nueva Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón se constituye al amparo de la ley de Asociaciones del Gobierno de Aragón y se constituye como una Organización Masónica, Independiente y Progresista, formada inicialmente por tres Logias: Conde de Aranda, Del Justicia Juan de Lanuza y Joaquín Costa, todas ellas con sede en Aragón, a las que se suman en 2012 dos nuevas logias ubicadas fuera de España: las logia Minerva fundada 1993 y Pandora en 2005, ambas de la ciudad de Lima (Perú).
La Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón, inicia así un recorrido interesante y creativo para adaptar la Institución a la realidad del siglo XXI, realizando modificaciones muy importantes en el funcionamiento legislativo y de organización de esta Institución en comparación con otras organizaciones existentes en el territorio Español y fuera de nuestro país. Estos cambios no solamente se producen a nivel de Gran Logia si no también el funcionamiento de las logias que la integran.
Toda organización que no es capaz de hacer su propia autocrítica y cree que sus propios fracasos son una consecuencia externa, está poniéndose fecha de caducidad.
También el método masónico, en relación con los rituales, se ha adaptado a los nuevos tiempos, asumiendo una personalidad propia que permite al masón en libertad ejercer una reflexión sobre los diferentes valores que sostienen los pilares de la sociedad.
Dentro de la logia, el masón trabajará sobre estos valores y los compartirá con el resto de miembros de la logia, además de hacer su aportación a la sociedad ayudando a consolidarlos en la búsqueda de una sociedad mejor.
Nuestras logias no tienen manuales de adoctrinamiento. El libro del masón es su propia experiencia.
En este sentido, estamos también comprometidos con la creación de una sociedad más justa y nuestras logias son un laboratorio de investigación donde surgen ideas, iniciativas y actuaciones para conseguir una sociedad más justa, igualitaria y libre, siempre dentro de los principios constitucionales y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
En definitiva, intenta ser un foro en el que podamos crecer y ayudar a crecer como personas. Para ello todo masón de nuestra organización no deparará en contribuir y estar en todos aquellos acontecimientos que hoy merecen una muy especial participación.

Todo masón de la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón asume estos principios:
Esta institución masónica ha sido creada para ser el Centro de Unión donde confluyen los más altos valores éticos. Con independencia de creencias, raza, sexo, condición social o política.
Tiene como misión facilitar la Concordia Universal, el perfeccionamiento de la persona y de la sociedad.
Es en esencia, una Institución Filantrópica y Progresista.
Tiene como objetivos:
La búsqueda de la verdad, el estudio de la Moral y el perfeccionamiento intelectual y social de la Humanidad.
Tiene como principios:
La mutua Tolerancia, el respeto a los demás y así mismo, así como la libertad absoluta de conciencia.
Además, la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón trabaja por la Humanidad, la libertad, la igualdad y la Paz.
Propicia el entendimiento y la mediación como método, uniendo lo diferente y facilitando la formación de una conciencia social donde primen los intereses colectivos de la mayoría.
La sociedad necesita consolidar unos valores de actuación en los comportamientos, que no necesitan ser inventados. Son aquellos que el sentido común ha ido gestando a lo largo de la historia de la Humanidad.
Por ello, desde aquí hacemos un llamamiento a una reflexión social y en especial a aquellos que tienen responsabilidades de la representación de los ciudadanos, solicitando la libertad, el entendimiento y el trabajo, como pilares de un modelo a seguir, en el que nos veamos reflejados todos los ciudadanos.

Pero, ¿cómo funciona una logia de la Gran Logia de Aragón? Una Logia se reúne un par de ves al mes.
Se constituye como un pequeño parlamento, con un método ordenado de funcionamiento de forma que el tiempo dedicado, unas tres horas, tenga el máximo aprovechamiento.
En esas reuniones se crean debates sobre diversos temas: sociales, de investigación, filosóficos, pérdida de valores y sus consecuencias y en especial todos aquellos acontecimientos que en estos momentos inquietan a nuestra sociedad.
Son debates, que se desarrollan siempre desde la pluralidad y buscando lo mejor de cada intervención. De esta forma su resultado será lo más cercano al sentir de los ciudadanos, guardando cada masón en libertad lo mejor de las diferentes intervenciones.
Se trabaja también en cada reunión sobre un artículo de la Declaración de los Derechos Humanos y sobre la Constitución Española que acatamos y respetamos.
Se fomenta la creación de frases que obligan a un debate y que responden a un sentimiento del masón que la ha redactado.
También se trabaja sobre el método y simbología masónica, donde su interpretación en libertad puede ser de lo más diverso en su análisis y aplicación.
Trabajamos en la formación de liderazgo para poder competir de una forma racional en nuestra sociedad y se tratan también otros temas diversos que surjan a propuesta de cualquiera de los masones de la Logia.

Quiero trasladaros que la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón es mixta, pudiendo ingresar en ella hombres y mujeres, ambos en igualdad de condiciones. Quien desee solicitar la pertenencia a nuestra Institución solo tiene que pensar que todos tenemos algo que aportar y a veces por sencillo nos olvidamos de ello.
Uno de los trabajos que realiza la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón es la revista La Acacia. Quienes no la tengan pueden recogerla y ampliarán un poco más su conocimiento sobre lo que he intentado trasladarles.
El término masónico de nuestro trabajo se abre y se cierra por la Humanidad.
Con ello cierro mi conferencia y queda abierto el coloquio.

Jesús Aznar Iranzo
Zaragoza,25 de Junio de 2012

Additional information