La perdida de fe en nosotros mismos y sus consecuencias

“Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan
el respeto a sus maestros”. Palabras apócrifas atribuidas a Socrates, según el libro “Personality and
Adjustment” escrito en 1953. 1 Sin embargo, vivimos en la sociedad más justa y próspera en la
historia de la humanidad 2 , que de manera implícita hace de su día a día una forma de vida
fundamentada en la auto crítica (más en España 3 ). Claro ejemplo, es que reflexionemos sobre el
tema, haciéndonos partícipes de esa misma forma de vida.
Al margen de la introducción, parece que la primera cita es más real que nunca, que, a nuestro
alrededor, se hace presente en la música, en la literatura, en las películas y demás artes. Esto nos
hace preguntarnos, ¿hasta que punto los valores que “tradicionalmente” se han encontrado en
nuestra sociedad se mantienen firmes frente a los cambios sociales? ¿De estos valores los cuales se
mantienen firmes merecen que se mantengan? ¿Y de los perdidos, cual merece ser recuperado? No
es de extrañar que si miramos el curso de la historia, desde los inicios del hombre a nuestros días,
veremos grandes variaciones de la sociedad en materia moral. Sin ir más lejos, podemos observar
un choque obvio entre nuestra moral actual y la moral de la edad media, como pudiera encontrarse
en la justificación de la violencia. Entonces ¿hasta que punto la perdida y la adquisición de valores
pudiera suponer un problema? ¿En que nos fijamos y apoyamos para afirmar el correcto? ¿Y, hasta
que punto la sociedad estaremos en lo cierto?

Pienso que las sociedades a “grosso modo” son como quieren ser, dado que como individuos somos
seres de conciencia y comportamiento autónomo para poder hacer y deshacer a placer en última
instancia. Y más en democracias actuales.

Dicho todo esto, pienso que debemos reformularnos la tesis inicial, ¿realmente en la sociedad actual
hay una perdida de valores sustancial como para que la preocupación y el catastrófismo nos
controle? Yo pienso que no, en absoluto. De hecho, creo que cada vez en la sociedad hay más
número de personas con valores (nuevos, antiguos y rescatados del olvido), que lejos de ser dispares
todos van respondiendo a un fin, a mi parecer noble, principalmente el bienestar. Pienso que no
podemos ser tan desagradecidos con nuestro antepasados, que desde la ignorancia, obraron,
lucharon, crearon arriesgando e investigaron, como para asumir esa afirmación. Un ejemplo claro,
es la disminución de autoritarismos y conversiones a democracias y/o libertades asociadas a las
mismas. Me gustaría recalcar que esto, no significa que nos quede trabajo y empeño por hacer.
Me atrevería que a decir que a lo que materia moral respecta, la sociedad actual está a expensas de
encontrar al superhombre de Nietzsche.

Para respaldar este juicio quisiera mostrarles ejemplos que la respalden:

Nunca en la sociedad hasta ahora, la mujer fue considerada como igual a un hombre ni
remotamente, cosa que afortunadamente ha cambiado, como mínimo ante la ley.

Nunca hemos tenido tanta conciencia del medio ambiente y que hacemos lo imposible por
promoverla y cuidarla.
Nunca en la historia de la humanidad se han creado estados tan fuertes que proporcionasen
seguridad, legalidad y

Nunca en la historia de la humanidad la sociedad ha sido tan rica, gracias a un sistema móvil de
clases donde tu cuna no determina nada (o casi nada).

No hay nada más que repugne la sociedad, que la violencia, relegándola a juegos y videojuegos
inofensivos para nuestros jóvenes y niños.

Cierto es que la humanidad, no podría haber conseguido esto sin unos valores inherentes en ella que
aun sin saberlos están en nuestra cultura impregnándola haciéndoles obvios e invisibles. No
obstante, me gustaría concluir que los valores van de la mano del progreso y que “donde hay una
semilla hay un árbol y donde hay luz hay esperanza”.

Pd: Las fase de crecimiento de los jóvenes es el momento más duro para un ser humano, somos
sometidos a grandes cantidades de hormonas, estímulos y demandas, por tanto, no debiera ser
determinante para nuestra vida entera, ese comportamiento temporal y específico.

Gracias por escucharme.

1 Extraído y traducido de https://www.bartleby.com/73/195.html
2 Referencia https://www.mitpressjournals.org/doi/pdf/10.1162/0034653053327612
3 Referencia https://www.publico.es/actualidad/espanoles-son-autocriticos-dice-hispanista.html

 

Additional information