LA GRAN LOGIA DE ARAGÓN PARTICIPA EN LA 57ª ASAMBLEA GENERAL DE CLIPSAS

 

La masonería aragonesa participó en la 57ª Asamblea General de CLIPSAS, por primera vez en su historia,  con una delegación de hermanos pertenecientes a la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón. El Gran Maestro de la obediencia más numerosa de Aragón, Jesús Aznar, representó a sus hermanos en las reuniones de trabajo que este año tuvieron como eje central la reflexión, el análisis y la elaboración de propuestas para la contribución de la francmasonería al progreso de la humanidad. La participación de la masonería aragonesa ha sido posible gracias al reconocimiento de La Gran Logia de Aragón como miembro observador de CLIPSAS.

CLIPSAS es una organización internacional, creada en Estrasburgo el 22 de enero de 1961 por iniciativa del Gran Oriente de Francia y otras once obediencias masónicas soberanas, regida por el Llamado de Estrasburgo, un llamamiento a todos los masones con el objetivo de reunirlos en torno las ideas básicas y fundacionales de la masonería, respetando a su vez su diversidad, soberanía y tradiciones propias. Los puntos clave de esta declaración suponen para los masones liberales un referente básico para la construcción de los pilares que deben construir cualquier institución masónica.

Con su participación en la Asamblea General de CLIPSAS, la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón ha puesto en el mapa internacional a la masonería aragonesa, ya que le ha permitido entrar en contacto con más de un centenar de delegados provenientes de países como Estados Unidos, el Congo, Grecia, Italia, Francia, Suiza, Colombia, Rusia, Chile, México o Camerún, entre otros países representados en la reunión celebrada en Barcelona.

Actualmente CLIPSAS tiene presencia en 38 países, 4 continentes, cuenta con más de 400.000 miembros distribuidos en 103 potencias masónicas, por lo que la Gran Logia de Aragón-Gran Oriente de Aragón comenzará a trabajar en el mandato por la unión de lo diferente en la defensa de la absoluta libertad de conciencia y en un ecumenismo humano. Para alcanzar estos objetivos, la masonería aragonesa tiene claro que los esfuerzos de sus hermanos  irán siempre dirigidos hacia la eliminación gradual de la injusticia económica, la alienación física, moral y espiritual de las personas.

A través de CLIPSAS, los principios y valores de la Gran Logia de Aragón – Gran Oriente de Aragón podrán también oírse en Naciones Unidas, ya que la organización masónica internacional es miembro con carácter especial consultivo del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU, donde realiza aportaciones en materia de derechos humanos, igualdad de género, libertad de conciencia y laicismo.

 

Additional information