Escuadra, Compas y Fraternidad

 

El significado de los símbolos es personal e interno en cada persona y la interpretación de esos símbolos es diferente en cada ser humano. Por mucho que se pueda parecer una emoción o la forma de interpretar un símbolo conocido entre varias personas, esta emoción o interpretación será diferente en cada una de las personas que la sienten, esa sensación será interna y única.

 

Esta reflexión personal trata sobre dos símbolos La Escuadra, El Compás, y un sentimiento la Fraternidad. 

 

La Escuadra permite realizar una línea perfectamente recta, sin apenas un error en su trazado, por lo que es una herramienta muy útil y a la vez sencilla de usar. Incluso después de un millón de líneas realizadas con la escuadra, estas seguirán siendo perfectamente rectas, sin modificaciones ni errores.

Imaginemos ahora que este millón de rectas perfectamente trazadas sin ningún error fuesen nuestras decisiones en la vida, que pese a las inseguridades en nosotros mismos, a nuestros valores y sentimientos internos, pudiésemos decidir siempre de una manera correcta. Igual que las líneas de la escuadra, pudiésemos tomar siempre las decisiones perfectas y de una forma correcta.

Esto facilitaría tener la conciencia tranquila, que fuese acorde con nuestro comportamiento y poder ser más felices, así eliminaríamos los remordimientos que implican tomar malas decisiones.

Si nuestra conciencia es acorde con nuestra forma de pensar y de actuar, nuestra felicidad se transmitirá a nuestra vida.

Intentar tomar las decisiones de la forma más correcta posible de acuerdo a los valores de respeto a nosotros mismos y a los demás, contagiará un crecimiento en nuestro interior.

 

El Compás es capaz con ayuda de nuestras manos de trazar desde el apoyo de un punto central una circunferencia perfecta, trazada por una línea curva compuesta por millones de puntos diminutos que la forman. El punto central está a la misma distancia de cualquiera de estos millones de puntos imaginarios que componen la circunferencia. 

El punto central es idéntico a cualquiera de los demás puntos, y se encuentra a la misma distancia de todos ellos. Las personas no son tan diferentes entre sí como muchas piensan, los  sentimientos negativos del ser humano sobre otro ser humano como el de odio, racismo, envidia, etc., acompañados con frases maliciosas como pueden ser estas,

 

“Mira ese negro”, “Mira ese gordo”, Mira ese que feo es”, “Mira ese que  pintas lleva”,

 

Esto hace que las personas que piensan estos sentimientos negativos sobre otras se crean diferentes e incluso superiores, cuando en la realidad no hay nada que los diferencie. Y no se da cuenta que estos pensamientos son en muchas ocasiones por la falta de empatía, complejos internos de inferioridad e inseguridad, y una falta de tolerancia. 

Si pensamos con amor hacia todas las personas que son diferentes a nosotros mismos nos daremos cuenta que las personas no somos tan diferentes entre sí, que somos iguales, y que la vida hay que vivirla con amor hacia todas las personas. Por muy diferentes que sean tanto físicamente como  interiormente, las personas están compuestas de lo mismo de pequeñas partículas idénticas que irradian Amor e Igualdad. 

Una palabra que representa perfectamente el amor y la amistad entre las personas es  la Fraternidad.

Esta palabra envuelve a la Masonería y es una de sus razones de ser, donde se unen gente muy diversa, pero con un sentimiento de amistad y respeto.

Lo que de verdad enriquece a las personas es la variedad en sus puntos de vista siendo diferentes al nuestro. Por qué no escuchar ideas totalmente contrarias a la nuestras y pensar que posiblemente algo de verdad también contienen. 

Imaginemos un grupo de gente totalmente diferente entre sí, diferentes trabajos, edades, amistades, religiones, gustos totalmente diferentes e ideologías variadas, pero una cosa en común, el total respeto a lo que piensa el otro y un sentimiento de amistad. El sentimiento de Fraternidad es mucho más que una opinión contraria entre unos y otros, este sentimiento supera las ideologías, ideas contrarias y odios. Este sentimiento de Fraternidad incluso inspira en la persona una paz interior con nosotros mismos y con los demás.

 

“La Escuadra guía las decisiones, El Compás ayuda a pensar en que las diferencias no existen y la Fraternidad ayuda a entender que todos somos hermanos”

 

P.J,

Additional information