Por mucho que te escondas si tus manos no están limpias siempre te delatarán.

Oculto estás detrás de tu solapa.

Tela de colorines en tu cuello.

Con tus manos masajeadas en vaselina.

Las yemas de los dedos con betún negro.

Siempre al acecho para coger un sobre sin membrete.

Luego lo tirarás vacío a la papelera.

Pero la parte oscura de tu mano,

te delatará a ti y su contenido. 

Por mucho que ocultes la papelera, no la hay que aguante el óxido del tiempo.

Jesús Aznar   (07/06/2015)

Additional information